RSS

Un año de cambios

06 ago

En este mes de agosto, mi blog cumple un año. Agradezco a todos las visitas y los comentarios que me habéis hecho, y más aún a quienes os habéis suscrito a él. Espero seguir contando con todos vosotros. Por mi parte, será un placer seguir añadiendo entradas que considere son de vuestro interés.

A lo largo de este año han cambiado muchas cosas. Ya no dirige el Gobierno el peor presidente que ha tenido España. Ya no están en La Moncloa los peores socialistas que ha tenido el PSOE. Ya no vivimos en un país donde se disimulaba nuestra situación económica. Antes decir que España se hundía en la miseria económica era de «antipatriotas», ahora decir que «saldremos de esta pronto» es de fantasiosos y soñadores que pecan de optimismo, porque no vemos la salida de esta dura crisis económica que sufrimos.

Los habitantes de la ciudad alemana de  Weimar, tras ser ocupada por los aliados en abril de 1945, fueron obligados a ver los cadáveres amontonados de los judíos que habían sido encerrados en el campo de concentración de Buchenwald por los nazis,  que se encontraba a tan solo 10 kilómetros de la ciudad. Sus habitantes no daban crédito. Los rostros de los hombres se quedaron inmovilizados, no podían hablar, y las mujeres alemanas se tapaban los ojos mientras lloraban para no ver los cadáveres de los judíos al lado de un horno lleno de cenizas. ¿Cómo era posible que eso sucediera en sus narices y no lo vieron o no lo quisieron ver?. ¿Eran culpables esos ciudadanos al no detener ese infierno en la tierra?

Salvando las distancias entre un caso y otro, cabe preguntarse cómo hemos pasado de tener 2 millones de parados en 2006 a casi 6 millones de personas en este año, 1.737.600 millones de familias sin ninguno de sus miembros trabajando y con una deuda pública de casi un billón de euros, utilizado en parte por una clase de privilegiados que se han mantenido al calor del dinero publico durante estos años. Al igual que los habitantes de Buchenwald tuvieron que soportar ver las imágenes del campo de concentración de su ciudad, ¿merecemos nosotros el sacrificio que el nuevo Ejecutivo, guiado por Bruselas, nos impone?

La noche del 20 de noviembre del 2011, hace ya casi ocho meses, Mariano Rajoy se dirigió a la Nación, ya siendo presidente electo de España, con un mensaje que preveía el futuro negro que nos esperaba: «No va a haber milagros. No los hemos prometido (…) Queremos devolver a los españoles el orgullo de serlo. El orgullo se rescata a base de trabajo, de esfuerzo, de mérito, de tomar riesgo, de innovar, de preocuparse por los demás, de ser solidario».

Casi ocho meses después, nos persigue el fantasma del rescate. Seguimos peor en cuanto a las cifras, pero no peor en cuanto a los propósitos reales de cambio. Quien tiene que ganar unas elecciones hace propuestas que sabe que no van a cumplir. Quien gana, tiene la obligación de actuar. Mariano Rajoy y su equipo están actuando. Quien siembra recoge. Quien no gasta, ahorra. Saben que lo que están haciendo es impopular, pero aun así lo hacen. Yo les volvería a dar mi voto de confianza. Sí lo consiguen, haciendo lo que están haciendo y aun sabiendo el coste electoral, habría que honrarles con estatuas. Pero todavía queda mucho por hacer. Este no es el principio del fin, ni siquiera el fin del principio.

Espero que dentro de un año, cuando mi blog ya haya cumplido dos años, los mercados no sigan acosando a España. Me gustaría ver algún que otro alto banquero o especulador en la cárcel, para que se haga justicia. Que la responsabilidad sea una cualidad de todos los políticos y no de unos cuantos. Que no seamos un problema para la UE sino un colaborador que aporte soluciones. Y que los españoles nos mantengamos unidos en esta dura tarea, que no es otra que volver a ser una gran nación. «Los sueños, sueños son», decía Calderón de la Barca, pero es la esperanza en conseguirlo lo único que nos dará la fuerza para lograrlo.

 Manuel Mariscal Zabala

 
Deja un comentario

Publicado por en 06/08/2012 en Opinión

 

Etiquetas: , , , , ,

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
%d personas les gusta esto: